¿Cómo cambiar el ánodo?

El mantenimiento del ánodo de sacrificio, es muy simple si se tiene acceso al ánodo desde el exterior, aunque no suele ser lo habitual, cambiar el ánodo de sacrificio en el interior y en contacto con agua, normalmente debemos vaciar el equipo para acceder a él y observar que se encuentra en buen estado, si no fuera el caso, lo mejor sería sustituirlo.

Entradas relacionadas