¿Qué es un ánodo de magnesio?

La misión del ánodo de magnesio es evitar la corrosión que los componentes metálicos del equipo sufrirían debido a su contacto directo y permanente con el electrolito (agua o suelo), según una reacción de corrosión galvánica. En este caso es el magnesio quien se “sacrifica” sufriendo la corrosión frente a otros materiales, que se mantienen inalterables por más tiempo, como es el acero. Esta técnica se denomina sistema de protección catódica.

Entradas relacionadas